¿Cómo informo a mis hijos del Covid-19?

  1. Entregue una información breve y clara: Los niños son grandes receptores de información, pero no logran interpretarla porque su desarrollo madurativo no se lo permite. Necesitan que los padres o cuidadores decodifiquen esa información por ellos. Para empezar, averiguar que saben y cómo han llegado a esa conclusión. “Oye Marcos, ¿has oído esto del virus nuevo que hay? ¿Te han explicado algo? ¿Qué sabes sobre ello? ¿Me lo explicas?”. Luego de esto se les puede explicar que “el corona virus es como una gripe o resfriado pero un poco más complejo, es por eso que hay que tener cuidado, lavarse las manos y tratar de no tocarse los ojos, nariz y boca, ya que así evitamos que nos enfermemos, por eso nos quedamos en casa un tiempo, para evitar contagiarnos”.

 

  1. No les mienta, pero tampoco sea tan directo: La información ha de ser adecuada a la edad. «Cuanto más pequeño sea, más sencillo ha de ser el mensaje». Por lo general, un niño entre cuatro y ocho años tiene la capacidad para comprender lo que es una enfermedad y por lo tanto no deberían tener dificultades para aprender medidas de protección entregadas por los padres, madres y apoderados. Hay veces que, con la idea de no mentirles, les entregamos un mensaje demasiado fuerte, pero tenemos que tener presente las consecuencias emocionales que esto puede tener, por esto, es mejor enfocarse en las medias de prevención que en el efecto de la contingencia. Lo principal es enseñarles a que eviten toser o estornudar sobre otro niño o sobre el abuelo o abuela y explicarles que así ayudarán a otros a no contagiarse.

 

  1. Los niños imitan a los padres, no caer en la histeria: Hay que evitar expresiones condicionadas a situaciones de miedo. No hablar de “ya van tantos muertos” o “hay gente muy grave” o “hay que ir corriendo a comprar porque nos quedaremos sin alimentos”. En definitiva, se trata de no ser alarmistas y de entregar el ejemplo a los niños y niñas de que todo estará bien si cumplimos con las medidas estipuladas por el gobierno, ya que los niños/as pueden desarrollar ansiedad o angustia si ven a los adultos caer en pánico.

 

  1. Utilice cuentos: Los cuentos pueden ser una manera muy ilustrativa y cercana de contarles lo que sucede con respecto al virus. Un material ilustrado y que se está distribuyendo entre los especialistas, comienza así: «Hola. Soy un virus, primo de la gripe y el resfriado. Y me llamo coronavirus. Me encanta viajar y saltar en las manos de las personas para saludar. ¿Has escuchado hablar sobre mí? ¿Y cómo te sientes cuando me escuchas nombrar?».

 

  1. Ayudarles a planificar su tiempo. Se trata de orientarles en el control de su tiempo durante este periodo en casa. Precisamente para que no se encuentren en una situación en la que no saben qué sucederá o realizarán durante el día, tal y como lo hacemos en clases con horarios y recreos estipulados. Esto da tranquilidad a los niños y niñas, normalizando la estadía en casa.

 

  1. Desconectarse un momento: Ante una situación de crisis como ésta, si bien es importante informarse, no saturar de información a los niños y niñas, evitar tener la televisión o radio todo el tiempo transmitiendo información que pueden no comprender del todo y a su vez confundirse y alarmarse. Ver una oportunidad para compartir el tiempo en familia, realizar actividades lúdicas como juegos de mesa u otros.

 

  1. Evite ideas irracionales y combata conductas de rechazo: Los especialistas señalan que, una vez que se produce un rechazo entre iguales en la infancia, es probable que se perpetúe. Por lo tanto al momento de reintegrarse a clases es importante que no se genere un rechazo al que presente tos o al que parece resfriado. No les diga: “A ese no te acerques porque está enfermo» o “no juegues con niños/as que estornudan”, debemos enfocarnos en las medidas de protección como el lavado constante de manos, al estornudar hacerlo ubicando el antebrazo en la boca y no las manos, entre otros.
Tags

Deja un comentario